Tenis de mesa da el primer oro y plata

Puerto Rico abre con triunfo ante Venezuela
julio 21, 2018
Jarod Arroyo el primer oro de la natación
julio 22, 2018

Tenis de mesa da el primer oro y plata

El tenis de mesa de Puerto Rico está de pláceme.

El equipo femenino revalidó la medalla de oro y el equipo masculino se colgó la presea de plata en el evento por equipos de los Juegos Centroamericanos y del Caribea Barranquilla 2018. Ambas ramas son las primeras ganas en sus respectivos metales, oro y plata.

El cuarteto boricua compuesto por las hermanas Adriana, Melanie y Fabiola Díaz y Danielys Ríos vencieron 3-1 al equipo de Venezuela. En el primer sencillo, la olímpica Adriana derrotó 11-7, 11-5 y 11-3 a Neridee Nino. Melanie, la mayor de las Díaz, perdió 10-12, 12-14 y 5-11 con Gremlis Arvelo, el segundo sencillo. El dúo Melanie y Danielys despacharon 5-11, 11-5, 11-6 y 11-7 a Camila Obando y Gremlis Arvelo. Adriana decidió la victoria con el tercer sencillo. La tercera de las Díaz ganó contundentemente 11-3, 11-3 y 11-2 a Camila Obando.

En las graderías había representación de la Isla que coreaban “Puerto Rico” “Puerto Rico” en el partido. Una vez finalizada la competencia, la fanaticada, incluyendo a la presidenta del Comité Olímpico de Puerto Rico, Sara Rosario Vélez, entonaron el himno nacional, La Borinqueña.

En la segunda tanda, el equipo masculino se quedó con el segundo lugar. El cuarteto está compuesto por los pasados medallistas de oro, Brian Afanador y Daniel González, y los nuevos integrantes Ricardo Jiménez y Yomar González. Los puertorriqueños lo dieron todo en el partido, pero cayeron ante un contundente Cuba.

Brian perdió su sencillo 7-11, 8-11 y 9-11 ante Andy Pereira. Daniel trató de sobrellevar su partido contra Jorge Campos, cayendo 11-6, 11-2 y 11-9. El doble de Yomar y Daniel sufrió la dura respuesta de los cubanos Livan Martínez y Andy Pereira 11-4, 11-8 y 11-5.

El equipo masculino está pasando una renovación con el debut de Ricardo y Yomar. En el 2014 ganaron oro con el veterano retirado Héctor Berrios.