23 de junio de 1894: «Una fecha que marcó el sentido de pertenencia de los pueblos del mundo»

IOC and Official Timekeeper OMEGA extend global Olympic partnership to 2032 | COPUR
World is abuzz with activities as millions get active on Olympic Day
junio 23, 2017
Adriana Díaz en la semifinal del Campeonato Panamericano de tenis de mesa
junio 24, 2017

23 de junio de 1894: «Una fecha que marcó el sentido de pertenencia de los pueblos del mundo»

Compartimos este magnífico escrito del Lic. Pedro Cordova, presidente de la Academia Olímpica de Puerto Rico.

Los antecedentes de esta fecha obedecen a un aristócrata francés, un educador, de nombre “Pierre de Fredi, Barón de Coubertin”. Hijo de matrimonio de aristócratas que heredó una fortuna de sus padres y la consagró prácticamente en su totalidad a su sueño olímpico. Su padre Carlos se había dedicado a la pintura y la influencia de éste lo orientó en todo momento a relacionar el olimpismo con el arte. Su madre estudió medicina y prestó servicios durante la Guerra Franco-Prusiana de 1870, viviendo esa experiencia de cerca el joven Coubertin, algo que lo inspiró hacia la búsqueda de la paz a través del deporte.

Sus grados primarios comenzaron en el Colegio Jesuita de Vauregard y completa sus estudios en el Colegio San Ignacio de París. Aprendió los idiomas griego y latín. Estudió dos años en Derecho en la Universidad de la Sorbona pero completó su educación en la Escuela Libre de Ciencias Políticas, creada para preparar líderes políticos y diplomáticos. Practicaba el piano. Se ejercitó en los deportes de atletismo, tenis, esgrima, ecuestre y lucha. Se casó con Marie Rothan, siendo ella protestante y él católico.

Su lema personal fue VER LEJOS, VER CON FRANQUESA, ACTUAR CON FIRMEZA siendo su filosofía LA AMISTAD, LA PAZ y LA EDUCACION a través del deporte. Su amigo, el sacerdote dominico Henri Didón le obsequió con la frase “Citius, Altius, Fortius”. En los Estados Unidos, entabla una gran amistad con el profesor de la Universidad de Princeton, William Miligan Sloan que lo ayudó a coordinar reuniones en universidades estadounidenses y personas importantes relacionadas con el deporte en ese país.

Uno de sus grandes colaboradores en Europa fue el alemán Karl Diem, creador del relevo de la antorcha olímpica desde Olimpia hasta la ciudad sede de los Juegos en el año 1936.

En una de sus visitas a Inglaterra, visita la escuela que fundó el profesor Thomas Arnold en el poblado de Rugby. Se impresionó con la disciplina en esa institución que permitía formar el carácter del estudiante. Se apreciaba en éstos la alegría del esfuerzo, de la amistad, del respeto y del sacrificio personal para el bien común. También visita la ciudad de Much Wenlock donde conoce al Dr. William Penny Brooks que organizaba unos Juegos Olímpicos en su poblado entre los años 1850 y 1890.

Participa en la organización de la Exposición Internacional de Paris en el año 1889 cuando se construye e inaugura la Torre Eifel. Participa en un congreso universal para la paz mundial durante esas festividades.

Con todo ese transfondo, en el año 1894 organizó en la Universidad de la Sorbona el Congreso de Paris para los Juegos Olímpicos. Se organiza el 23 de junio de 1894 el Comité Olímpico Internacional con las personas sugeridas por Coubertin. Se decide celebrar los primeros Juegos Olímpicos en el año 1896 en Atenas, Grecia, país donde nacieron los Juegos Olímpicos Antiguos, en Olimpia.

El Barón de Coubertin fue el primer secretario general del Comité Olímpico Internacional y luego su presidente hasta el año 1925. Fallece en la ciudad de Ginebra en Suiza en septiembre de 1937. Su corazón se trasladó a Olimpia donde se encuentra en un monumento creado en honor a quien le debemos los Juegos Olímpicos Internacionales.

Celebremos el 23 de junio la vida de Pierre de Fredi Barón de Coubertin y el sueño que lograra, la creación de los Juegos Olímpicos Modernos.