Adriana Yamila Díaz González: Mi papá

Intenso empate de #NuestraSelePR en amistoso en Indonesia
junio 13, 2017
Tuto Bermúdez: ser padre es unir a la familia | COPUR
Tuto Bermúdez: ser padre es unir a la familia
junio 14, 2017

Adriana Yamila Díaz González: Mi papá

Si mi mamá (Marangely González) no se hubiera interesado en aprender tenis de mesa cuando entró a la Escuela Superior, y mi papá (Bladimir Díaz) no hubiera estado jugando tenis de mesa para esa época, no se hubieran conocido y no existiéramos ni yo, ni mis hermanas. Así que le agradezco a Dios que mis padres llegaran al punto de encontrarse, enamorarse, y querer unir sus vidas, y con eso darles vida a las nuestras.

En nuestra familia todos aportamos para tener un balance, porque créanme nuestro ritmo de vida nos obliga a estar en constante movimiento y eso hace que todo sea más complicado. Pero, mi papá tiene la parte más difícil, cuando de alianzas se trata, ¡somos cinco contra uno!

Yo no recuerdo un momento en mi vida en el que mi papá no haya estado a mi lado, bien para tirarme mis primeras bolitas en la mesa, darme un consejo o bien para abrazarme y para consolarme.  Pero, su dedicación no es solo para mí, también es para mi mamá y hermanas porque aun cuando estamos separados de ellas, nos comunicamos todo el tiempo y es como si estuviéramos juntos.

Cuando veo los vídeos familiares, en que estábamos pequeñas me doy cuenta de que a pesar de lo jóvenes que eran mis papás cuando nos tuvieron, siempre estaban con nosotras. Esa unidad ha sido importante en nuestras vidas. No imagino mi vida de otra manera.

Se acerca el día del padre y tengo que decir que mi papá ha sido el mejor.  No voy a decir que todo es perfecto, ¡porque no lo es! Hay veces que me enojo con él, y hay otras en las que a él se le sube la presión conmigo. Pero, en minutos el enojo se va y la presión regresa a su nivel.

Para mí, el tener la oportunidad de que mi papá sea el entrenador del equipo femenino de tenis de mesa, entrenador en mi club y mi entrenador es única. Eso me permite tener a mi lado a una de las figuras más importantes en mi vida conmigo, antes, durante y después de cada partido y entrenamiento.  Eso ha hecho la diferencia.

Mi papá es súper trabajador. De hecho, comenzó repartiendo periódico en una bicicleta a los doce años para ayudar en su casa.  Luego comenzó su carrera de atleta hasta convertirse en entrenador.  Desde pequeña lo he visto entrenando a cientos de atletas. Nuestro club ha sido más valioso de la Federación Puertorriqueña de Tenis de Mesa desde que tengo recuerdo. Mi papá ha buscado lo mejor para nosotras, para nuestro club, para nuestro centro, y para el desarrollo de nuestro deporte en general.

 

Cuando estamos en Puerto Rico, desde que se levanta hasta que se acuesta, está trabajando. Inicia su día bien temprano, y nos lleva al centro de entrenamiento. Allí estamos el día entrenando con otros jugadores de nuestro centro y de otros centros que invita. En la tarde, regresamos a la casa y comparte las responsabilidades de la casa, para luego seguir planificando todo lo que se hará al siguiente día.  Cuando estamos afuera siempre está un paso al frente, cuando yo me levanto ya él tiene su parte del trabajo listo y mi desayuno. Siempre ha sido así. ¡No para!

Mi papá siempre busca lo mejor para nosotras, y aunque a veces como hija no lo comprenda, lo valoro. No se lo digo constantemente, pero sé que lo sabe.  Porque sé… que cada decisión que toma lo hace para que logremos ser lo mejor que podamos ser en todos los aspectos. Yo sé lo mucho que nos ama. Todo lo que hace lo dice. Ese es mi papá.